Noticias y Blog.

POSTS BLOG

¿Qué son los STS-ES-01 y STS-ES-02?

Dentro de la Categoría Específica nos encontramos los escenarios estándar. Actualmente, tan solo existen dos publicados por AESA y son de tipo nacional, a la espera de ser remplazados por los futuros escenarios europeos equivalentes. 

 

Los escenarios estándar suponen una ventaja para el operador, ya que las autoridades aeronáuticas ya han definido el estudio aeronáutico de seguridad (EAS) y han definido las mitigaciones que el operador debe aplicar. El Operador de Drones, tan solo debe asegurarse de cumplir con los requisitos y mitigaciones requeridas antes de realizar una operación acogiéndose a cualquiera de los STS. Llegado a este punto, deberá hacer una Declaración Operacional mediante la cual asegura que cumple con los requisitos. 

 

Actualmente, solo existen dos escenarios estándar nacionales: 

  • STS-ES-01: operaciones en VLOS sobre una zona terrestre controlada en un entorno poblado. 
  • STS-ES-02: operaciones BVLOS con observadores sobre una zona terrestre controlada en un entorno poco poblado.

STS-ES-01

Las operaciones dentro del escenario estándar nacional 01 (STS-ES-01) nos permiten volar drones de hasta 10 kg de peso en zonas terrestre controladas en entorno urbanas. 

 

Una “zona terrestre controlada” es esa zona en la que se utiliza el UAS y en la que el operador puede garantizar que solo estén presentes las personas participantes. 

 

Para definir correctamente esta zona terrestre controlada, se deberán definir distintos volúmenes donde se realizará y contendrá la operación:

 

  • Geografía de vuelo: es la zona donde se debe efectuar el vuelo, por donde el dron deberá moverse para completar la operación. 
  • Área de contingencia: es la zona prevista donde, en caso de que el dron salga de la Geografía de Vuelo, pueda activar los sistemas de contención y recuperar su control.  
  • Zona de prevención de riesgo en tierra: esta zona está destinada a aplicar los sistemas de emergencia de la aeronave para interrumpir el vuelo. Si un dron está fuera de control y los sistemas de contingencia han fallado, se deberá actuar e interrumpir el vuelo de este. El tamaño de esta zona será proporcional a la altura de vuelo, siendo mayor a más altura, ya que la aeronave recorrerá más espacio antes de alcanzar el suelo. 

 

Por ejemplo, si volamos la aeronave a 30 metros del suelo, deberemos dejar 25 metros extra a la zona de geografía de vuelo, mientras que si volamos a 120 metros del suelo, serán 40 metros. 

Vamos a repasar que tipo de aeronaves podemos utilizar dentro de este escenario: 

 

  • Únicamente drones de tipo Multicoptero
  • De menos de 10 kg de peso máximo al despegue
  • Propulsión de tipo eléctrica
  • La velocidad máxima a la que podrán volar no debe exceder los 5 m/s (18 km/h)
  • Disponer de un seguro para la aeronave
  • Incluir medios para reducir el efecto de la dinámica de impacto

 

Sobre el último punto, debemos instalar un paracaídas o similar a la aeronave junto con el sistema de finalización del vuelo. Si el dron sale de el área de contingencia, se deberá activar la finalización del vuelo y el UAS deberá descender con el paracaídas desplegado. 

STS-ES-02

Las operaciones dentro del escenario estándar nacional 02 (STS-ES-02) nos permiten volar drones de hasta 25 kg de peso en zonas escasamente pobladas y en una zona terrestre controlada en condiciones BVLOS con una altura máxima de 100 metros. 

 

Aún permitiendo el vuelo más allá de la vista, el despegue y aterrizaje siempre deberá ser realizado en condiciones VLOS. 

 

Si solo participa el piloto en la operación, la distancia máxima a la que se podrá volar será de 1 km. Por el contrario, si añadimos la figura del observador a la operación, la distancia máxima podrá ser de 2 km al piloto, no siendo nunca superior a 1 km del observador. El piloto y el observador nunca podrán estar a más de un kilómetro el uno del otro, y deberán utilizar medios de comunicación sólidos y eficaces para poder llevar a cabo la operación. 

 

La aeronave a utilizar debe: 

  • no pesar más de 25 kg ni tener dimensiones superiores a los 3 metros
  • tener una velocidad limitada a los 50 m/s (118 km/h) durante la ejecución del vuelo
  • disponer de un sistema independiente de apagado de la aeronave
  • disponer de medios para programar la trayectoria de la aeronave
  • disponer de un seguro para el UAS

¿Qué necesito para volar en STS-ES-01 y STS-ES-02?

Tanto para el escenario STS-ES-01 y STS-ES-02, si el operador puede cumplir con los requisitos anteriores, deberá hacer la Declaración Operacional en la sede electrónica de AESA. Además de las limitaciones del escenario estándar STS-ES-01 y STS-ES-02, el operador deberá disponer de:

 

  • Las cualificaciones de los pilotos para vuelo en STS-ES-01 y STS-ES-02
  • Registros de mantenimiento de las aeronaves
  • Registros de formación del personal
  • Registro de las operaciones con los UAS
  • Instrucciones de mantenimiento
  • Manual de Operaciones
  • Pruebas de vuelo o simulaciones
  • Plan de Respuesta a Emergencias
  • Coordinaciones para el vuelo en espacio aéreo controlado

 

Por otro lado, deberá cumplir con los requisitos propios de la zona donde vaya a realizar el vuelo, basándose en los requisitos y limitaciones al vuelo de UAS en función del lugar de operación (Zonificación).